Quince meses, por Andrés Oliveros

(NOTA: El subtítulo de este post es De la curiosidad al ‘muy buen trabajo, mil gracias’, pasando por el ‘esto no es lo que les pedí’, pero me pareció muy largo para incluirlo arriba.)

De la curiosidad

La creatividad nunca se nos va a acabar. Sí, parece que Cinemex y Cinépolis demuestran lo contrario incluyendo (casi puras) películas que son secuelas, precuelas, o basadas en un libro escrito hace poco o mucho (Twilight Part IV-2, The Hobbit, veintitrés películas de James Bond, etc). Pero también hay espacio para ideas frescas como In a Better World (película danesa nominada al Óscar por mejor película extranjera en el 2010 que vi ayer a la hora de la comida y me encantó), Argo, Hugo, Black Swan (que, aunque es una adaptación, tiene pocoque ver con la versión de Tchaikovsky),  The Fighter, The Hurt Locker, The Perks of Being a Wallflower…

Siempre habrá ideas nuevas porque siempre tendremos la capacidad de imaginarlas.

Por eso nos emocionamos -Óscar y yo- cuando descubrimos esto del storytelling hace quince meses. Nos emocionamos no porque hayamos descubierto el concepto de historias (eso lo hicimos todos a los dos años) sino porque descubrimos que otros las estaban usando para construir marcas, para mover auditorios, para generar cambio y para comunicar mejor.

Y con la emoción, durante y después, sobrevino la curiosidad: ¿y si nosotros hacemos lo mismo? ¿y si nos ponemos a estudiar el tema para resolver problemas usando narrativas? La curiosidad devino en disciplina, y la disciplina nos puso frente a la necesidad de organizarnos.

-Bueno, hagamos una empresa de esto para coordinar esfuerzos y lograr objetivos en común.

Entonces fundamos Astrolab: como un deseo de aprender porqué nos gustaban tanto las historias y de aprender cómo usarlas para llamar la atención del mundo de las empresas y poner a la persona en el centro de la economía y del comercio.

…pasando por el esto no es lo que les pedí…

Pero la curiosidad tiende a debilitarse si no la ponemos en práctica, si no la ejercitamos. Y las organizaciones tienden a fracasar si no resuelven problemas concretos.

Y quiero hacer énfasis en concretos. Es muy diferente pensar en

1. El poder de la creatividad humana como algo universal,

A pensar en

2. William Kamkwamba, un niño de catorce años (hoy tiene un poco más) que aprendió a construir -y construyó- un generador de energía eólico para proporcionarle electricidad a las personas de su pueblo en Malawi.

En Made to Stick , los autores Chip y Dan Heath muestran una serie de experimentos que dejan ver el poder que tiene lo CONCRETO en la mente: en síntesis, los conceptos concretos se recuerdan con mucho mayor facilidad y ayudan considerablemente a mover a la acción (si viste el video de William Kamkwamba difícilmente lo olvidarás). Esto y la segunda versión de INSPIRA donde presentamos los resultados de nuestra investigación sobre cómo las marcas exitosas han logrado posicionarse en la mente de sus clientes y de sus mercados indirectos con referencias e historias concretas, me han convencido de cómo lo abstracto y lo frío, por más lógico que sea, tiene muy poco poder en nosotros.

Con esto en mente, Óscar y yo hemos aprendido a ser cada vez más concretos en los problemas que queremos resolver. Lo hemos aprendido a la buena y a la mala. A la buena, platicando con personas que tienen puestos de mucho impacto en corporativos medianos/grandes y con emprendedores que dirigen micro/pequeñas empresas. Y a la mala, con clientes que nos han pasado buenfeedback sobre INSPIRA o sobre nuestros servicios.

Por ejemplo, hace unas semanas tuvimos un problema con un cliente. Fernando tiene una pequeña empresa que fabrica y vende ropa para bebé. Nos buscó porque quería que le ayudáramos a comunicar su marca. Óscar y yo nos juntamos a trabajar y le entregamos un documento con el que nosotros nos sentíamos muy satisfechos.

Unas horas después, recibimos un inbox suyo:

-Lo siento, pero esto no fue lo que les pedí. No entiendo qué quieren que haga con esto. Necesito algo más concreto, algo que me sirva para, efectivamente, comunicar lo que hago.

Me desanimé un poco. En mi cabeza, lo que le entregamos era algo muy útil. Pero Óscar me tranquilizó.

-Es normal, y más ahora que vamos empezando. Si te das cuenta fue un problema de comunicación. Lo que le entregamos tiene mucha utilidad… para nosotros. Le entregamos una estrategia de comunicación, y él esperaba recibir una serie de copys que pudiera usar para comunicar su marca. Tendríamos que haber preguntado con más detalle para conocer cómo visualizaba él el entregable.

Y en efecto, al final concluimos que sí se trataba de un problema de comunicación. Nos pusimos a trabajar de nuevo, ahora buscando crear un producto mucho más concreto y que fuera de utilidad para nuestro cliente. Y cuando Fernando vio nuestras nuevas propuestas, quedó encantado con el resultado.

…al ¡muy buen trabajo, muchas gracias!

Otro de nuestros clientes -un colegio- nos pidió ayuda para redactar el guión de su video institucional.  Nos citó en sus oficinas y la encargada de ventas nos recibió:

-Miren, habíamos pensado en esto- nos dijo, mientras nos entregó un guión enoooorme lleno de atributos del colegio: que si no sé cuántos premios, que si las clases de inglés, que si los trofeos de deporte, que si la exigencia académica, que si la formación…

Tomé el texto y empecé a leerlo en voz alta. Cuando la persona se distrajo, Óscar y yo nos echamos una mirada de wtf, es demasiada información.

Le dijimos que trabajaríamos en el guión. Unos días después, Óscar y yo nos juntamos para diseñar el nuevo texto.

-Aquí está el guión-, le dije- si quieres velo y…
-No, ni quiero verlo. Tenemos que empezar de cero, esto no nos va a servir de nada. Nosotros ya conocemos los atributos del producto. Lo que tenemos que hacer es comunicar la marca apelando a las grandes verdades que ofrece el colegio.

En vez de hablar del producto, nos propusimos hablar de lo que los clientes (las familias) buscaban para sus hijos. Explicamos, sugiriendo historias visuales, cómo el colegio creía en las mismas cosas. El guión quedó muchísimo más breve de lo que ellas pensaban… pero tendría un impacto mucho mayor al remover fibras humanas muy sensibles.

Y cuando regresamos al colegio unos días después para presentar el guión, la encargada de ventas y el director general se emocionaron con los resultados de nuestro trabajo.

-Muuuy buen trabajo muchachos, muchas gracias.

Facebook

facebook

Chairs, doorbells, bridges, airplanes. These are things that people use to get together and connect.

El día de hoy, Facebook deja de ser solamente la madre de las redes sociales y se convierte en una poderosa marca.

¿Por qué digo esto?

Porque ahora tiene un ‘tema’ como factor diferenciador. Ahora que llega a un billón de usuarios, Facebook ha decidido comunicar una Gran Verdad: “Honramos las cosas ordinarias que la gente hace para reunirse y conectar”.

Les dejo con el anuncio dirigido por el mexicano Alejandro González Iñárritu.

Construir marcas que inspiren

Nike

by Mats Ottdal

Todos los días, nuestros negocios generan grandes cantidades de datos e información. Ante este mar de números, cifras y elementos, muchas empresas no tienen idea de la forma en que se comunican con su audiencia.

Para ayudar a que el mensaje sea claro, parece que hay sólo dos salidas lógicas: Recurrir a los atributos más tangibles del producto: “el mejor cepillo de dientes”, “el gimnasio más barato”, “la mejor tecnología”. O destinar presupuestos millonarios en grandes campañas que “den resultados” a corto plazo. Muchos acuden al escalón más bajo de la pirámide de Maslow: el sexo. Pero, ¿eso provocará la compra?, más aún ¿motivará a vincularnos con la marca?

Pensemos en Sabritas, por ejemplo. La marca de papas fritas más importante de México ha gastado millones de pesos en su campaña con William Levi en donde vende sexo; o en Ruffles, que puso una mujer “picante” para anunciar sus nuevas papas con chile.

Ahora que la nutrición se ha vuelto un tema tan importante en nuestra sociedad, pareciera ser que la comida chatarra está acudiendo a soluciones desesperadas. ¿Estarán comunicando lo que de verdad desean?, ¿esos anuncios inspirarán a identificarnos con la marca?

Uno de los retos de la mercadotecnia depende de la capacidad para comunicar ideas que comprometan, inspiren y muevan a la acción.

Y ¿qué es lo que en verdad mueve?, ¿por qué unas marcas inspiran y otras no? Tal vez la solución sea volver a la persona.

¿Qué nos une como seres humanos? En el fondo, todos buscamos cosas similares: libertad, comprensión, reconocimiento, amor… en una palabra, felicidad. Si queremos tener una comunicación efectiva con nuestra audiencia debemos hablarles al corazón y a la cabeza. Ahí es donde se encuentran marcas como Nike, Apple o Coca-Cola.

En ese sentido una historia se relaciona con las buenas marcas. Las historias están en el centro de cómo los seres humanos compartimos las grandes ideas. Las historias invitan a la reflexión porque visten y aterrizan lo abstracto de las ideas; involucran a todos los sentidos; envuelven los mensajes en un contenido emocional que inspira y mueve a la acción.

Las buenas marcas no comunican la verdad del vendedor (“el mejor producto”) sino la propia verdad, la verdad del consumidor. Las buenas marcas, como las buenas historias, remueven creencias que hasta cierto punto ya estaban ahí. Las buenas marcas apelan a sentimientos, emociones y sueños que tiene el consumidor, y le hacen ver que no está sólo: muchos sienten lo mismo que él.

El objetivo del curso INSPIRA: Construye y dale valor a tu marca usando storytelling, es emular la manera en que funcionan las historias en un proceso para crear y fortalecer marcas.

Pero ¿sigo siendo el rey?

No tengo trono ni reina
ni nadie que me comprenda
pero sigo siendo el rey.

Con las fiestas patrias, recordamos las canciones de charros. Entre las más sonadas está “El Rey”, que hizo famosa Vicente Fernández.

Esto me hizo recordar a un rey que perdió su corona hace poco. Se trata del rey de las hamburguesas: Burger King. Apenas hace unos días cerró otra tienda más en Monterrey, la de Gómez Morín.

¿Por qué cerró? La ubicación es perfecta, en una de las avenidas más transitadas de San Pedro; estacionamiento gratis, arquitectura moderna, servicio de auto-car de primer nivel.

Cerró por un motivo muy simple: quebró porque ya no conectaba con sus clientes. La historia del rey cabezón y “buena onda” nunca inspiró al mexicano promedio a ir por una hamburguesa.

En realidad, su producto no tiene un factor diferenciador que haga a la marca valiosa. Da lo mismo comer una whopper que cualquier otra hamburguesa de calle. Añade a un producto “x” un servicio malo y tienes una bomba.

Recuerdo que fui precisamente a esa sucursal el mes pasado. Llegué y percibí un olor a sudor de puberto. Cuando lo pude ignorar, me acerqué a la caja y pedí un paquete. Me lo entregaron frío y de mala gana. Lo regresé porque, además, traía pepinillos y específicamente le había dicho que no quería. Prometí no regresar pronto.

¿Qué otras historias se cuenta la gente sobre este lugar?, ¿por qué vas al McDonalds que está enfrente o al Carl’s Jr. que está a unas cuadras y los lugares están llenos?, ¿será por el precio?

¿Qué es inspira?

[vimeo http://www.vimeo.com/47375300 w=600&h=397]

Inspira, un producto Astrolab, es un Workshop de storytelling y de branding personal / corporativo a través de historias.

El perfil ideal para tomar Inspira es el joven emprendedor abierto a formas creativas y humanas de comunicación y marketing, el empresario líder que quiere conectar y mover a su audiencia. Pero cualquier profesionista o que ocupe puestos gerenciales sacará mucho provecho de este Workshop.

Compra tus boletos aquí: inspira.eventbrite.com/

¿Qué es Inspira? from Astrolab Storytelling on Vimeo.

“Beleza”

[vimeo 42325686 w=600 h=337]

Boa Mistura “LUZ NAS VIELAS” Subtítulos Español from boamistura on Vimeo.

El Proyecto LUZ NAS VIELAS del colectivo BOA MISTURA ha sido realizado en Vila Brasilândia, São Paulo, durante el mes de Enero de 2012. Forma parte de la serie CROSSROADS: Proyectos de Arte Urbano participativo con los que el colectivo pretende intervenir en comunidades desfavorecidas empleando el arte como herramienta de cambio e inspiración.

Entre los días 4 y 16 de Enero BOA MISTURA ha tenido la oportunidad de vivir en Brasilândia, acogidos por la familia Gonçálves, y acceder al contacto directo con la comunidad. Tras un estudio y análisis previo, definen como marco de actuación las callejuelas que sirven de elementos conectores en el tejido urbano, conocidas como VIELAS y BECOS. El diálogo con los moradores y su participación activa han sido determinantes en la dirección del Proyecto. “BELEZA”, “FIRMEZA”, “AMOR”, “DOÇURA” y “ORGULHO” son los conceptos elegidos por el colectivo para las intervenciones.

“LUZ NAS VIELAS” ha sido posible gracias al Patrocinio de la Embajada de España en Brasil, los esfuerzos del artista plástico Jaime Prades y la colaboración de Singapore Airlines, Montana Colors y el Centro Cultural Español en SP.

Un secreto para ser feliz

Source: sugarbeth.tumblr.com via Oscar on Pinterest

;

 

Todo el mundo quiere ser feliz. Todos: los gueritos y los negritos; gordos y flacos; altos, chaparros, listos, burros; los europeos, los asiáticos, los gringos, los mexicanos; los tigres y los rayados. TODOS queremos alcanzar la felicidad.

Si le preguntas cinco veces a una persona por qué hace lo que hace, te va a responder que quiere ser feliz. Para comprobar este punto, le hice las preguntas a Ernie*:

– ¿Por qué trabajas?
– Porque quiero ganar dinero.
– Y ¿por qué quieres ganar dinero?
– Porque quiero mantener a mi familia.
– Y ¿por qué quieres mantener a tu familia?
– Porque les quiero dar la vida que ellos merecen.
– ¿Por qué?
– Por que quiero ser feliz y que ellos sean felices.

Me han dicho: “Bueno, pero ¿cómo ser feliz en el día a día?”

En la Isla terminé el libro “The Happiness Project” de Gretchen Rubin. Una de las verdades que me pareció más reveladora es: “Act the way you want to feel”.

Actúa como te quieres sentir.

¿Me quiero sentir deprimido?, pues me voy a quedar encerrado en mi cuarto. ¿Me quiero sentir deportista?, pues me pongo mis shorts y me salgo a correr. ¿Me quiero sentir director general? pues actúo como director general. ¿Me quiero sentir bien? ______________________ (que cada quien rellene el espacio vacío).

Se trata de creer que lo que haces tiene una repercusión sobre tu estado de ánimo y, por ende, en tu vida. ¿Cómo dice el dicho? ¡Es ladrón el que roba! No me acuerdo, soy malo para los dichos y refranes.

Y entonces, ¿me quiero sentir feliz? pues actúo así.

Te voy a dar un tip que se me ocurrió hoy y que, a mí, me sirve. Cuando estás estresado, te sientes bloqueado y estás un poco deprimido: habla con 3 amigos que no hayas visto en mucho tiempo o que traigan buen beat. Créeme: funciona. Para empezar, le va a dar gusto a la gente hablar contigo y, segundo, algo de esa alegría se te va a contagiar.

Escuchar la calidez de la voz humana es de las cosas que más levantan los ánimos. Recuerda que todos tenemos una necesidad nata de expresarnos y ser escuchados.

Inténtalo. No tiene que ser en persona, puede ser por teléfono o incluso, si eres muy introvertido, a través de facebook o twitter. Escribe en el “wall” de 3 personas o “menciona” a 3 en tweet. Funciona.

¿Qué cosas haces tú para sentirte bien?

*Por confidencialidad, le puse Ernie.

¿Emprendedor o profesionista?, esto es para ti

More than half of all job aplicants are turned down on the basis of verbal communication skills judged to be less than adequate
-Granville Toogood, The New Articulate Executive

Comunicar efectivamente es, para Jack Welch, la característica más importante del líder. Quiero a alguien que se sienta agusto hablando con cualquier persona del mundo -de Nueva Delhi, de Moscú, del Cairo, de Beijing-, en cualquier lugar del mundo, escribió en su autobiografía. Alguien que pueda entrar a cualquier lugar, y hacer un buen deal, resolver un problema, invitar a un socio.

¿Cómo nos preparamos para ser mejores comunicadores?

Nos preparamos para ser buenos number crunchers.
Nos preparamos para entender más de operaciones y de calidad.
Nos preparamos para aprender cómo hacer una planeación estratégica, un mejor desarrollo de producto, la mejor gestión de proyectos…

¿Por qué no nos preparamos para ser mejores comunicadores? Porque no creemos que estudiar la relación entre un receptor, un emisor y un mensaje (eso es todo lo que se estudia en comunicación, ¿no?) sea importante para nuestro desempeño profesional.

No. La comunicación es mucho más que un diagramita horrendo impreso en aquel libro de Español que usaste en cuarto de primaria.

La comunicación -la comunicación moderna y efectiva, la comunicación que inspira-, es la que te hace conectar con los distintos públicos. Spoiler: si no conectas, nadie va a comprarte nada. Y nadie va a votar por ti. Y nadie va a pedirte un date (o a aceptarlo).

Hay tantas ofertas, tanto ruido en el mundo -tantas personas-, que ya no prestamos (mucha) atención: al menos no a todas las opciones.

Pero Apple saca un producto nuevo y ahí estamos todos. Rowling anuncia un nuevo libro y ahí vamos. Volkswagen sube un nuevo anuncio, y le damos share en nuestro grupo del Jueves. ¿Por qué? Porque nos gustan las historias que nos han contado Apple, Rowling y los alemanes de VW.

John Kotter, profesor de Harvard Business School, y uno de los gurús con más autoridad en liderazgo y cambio, escribe en A Sense of Urgency que la mejor manera de comunicar es llegando al corazón y a la cabeza del público (o de los públicos). En ese orden.

¿Cómo llegas al corazón de las personas? Con una historia tan buena que te permita saltarte todos los prejuicios que tiene el cliente y te permita conectar con su visión del mundo. Una historia tan buena que se recuente una y otra vez. No sólo ad extra: principalmente ad intra. Una historia que el cliente/consumidor/votante crea y se cuente las veces que se le antoje.

Por más barato que sea un producto/servicio, cada cliente se cuenta una historia a sí mismo sobre por qué sí o por qué no comprar tal cosa.

¿Conoces tu historia? ¿conoces la historia de tu Empresa? Entonces, ¿cómo quieres inspirar y mover a la acción?

Tu Rompecabezas


Cada ser humano es único.

¿Por qué?

Porque cada ser humano es un rompecabezas diferente, y tiene una combinación única de fortalezas, debilidades, circunstancias, pasado, DNA, ansiedades, características raciales, culturales y económicas, gustos, miedos, sabor de Frutsi preferido, alegrías, alergias, percepciones, películas favoritas, experiencias, traumas, filias, talla de calzado, fobias, prejuicios, pasiones… y sueños.

¿Qué hacemos con esto? ¿qué hace cada persona con esa combinación, con ese rompecabezas?

Una de dos cosas:

1. Armas el rompecabezas
2. No armas el rompecabezas.

¿Quiénes son los que nunca arman el rompecabezas?

Los que no se conocen a sí mismos, los que renuncian a poner en práctica sus talentos. Los que se olvidan por completo a sus sueños -soy realista, no soñador- y se dedican a oler oportunidades. Son los que demandan por cualquier cosa, los que compiten sin escrúpulos, los que buscan un hueso.

¿Quiénes son los que arman el rompecabezas?

Los que descubren su Historia y la alínean con sus sueños. Los que tienen claro porqué hacen lo que hacen. Los que inspiran.